20.10.2021 - International Institute for Applied Systems Analysis (IIASA)

Exploración del impacto medioambiental global de la creciente demanda de alimentos en China

Garantizar la futura seguridad alimentaria de China tendrá un enorme impacto medioambiental, tanto a nivel nacional como mundial. Un estudio realizado por investigadores del IIASA y colegas chinos muestra que unas políticas cuidadosamente diseñadas en todo el sistema alimentario chino, incluido el comercio internacional, son cruciales para garantizar que se pueda satisfacer la demanda futura sin destruir el medio ambiente.

China es uno de los países más poblados de la Tierra y abastecer a su creciente población con lo suficiente para comer sin dañar el medio ambiente es uno de los mayores retos de sostenibilidad a los que se enfrenta en las próximas décadas. Aunque la producción nacional contribuye de forma sustancial a la seguridad alimentaria del país, las importaciones desempeñan actualmente un papel importante en la satisfacción de la demanda de alimentos de China, especialmente en lo que respecta a la creciente demanda de productos ganaderos como la carne y los lácteos, lo que puede tener un impacto medioambiental negativo tanto en China como en el resto del mundo.

Los autores del estudio que se acaba de publicar en Nature Sustainability, han analizado esta cuestión y han proporcionado una completa evaluación prospectiva de los impactos ambientales de la creciente demanda de alimentos de China en el propio país y en sus socios comerciales.

"Evaluar las repercusiones de la futura demanda de alimentos requiere análisis exhaustivos del sector agrícola, mientras que el seguimiento de las repercusiones medioambientales globales exige modelos que representen individualmente el comercio con otras regiones. Nos hemos centrado en China en el contexto mundial, proyectando el futuro dinámico global en comparación con otros modelos locales", explica el autor principal del estudio, Hao Zhao, asociado al Grupo de Investigación de Futuros Integrados de la Biosfera del Programa de Biodiversidad y Recursos Naturales del IIASA y la Academia China de Ciencias.

Según los autores, se prevé que la demanda de alimentos en China aumente continuamente, sobre todo la de productos ganaderos y cultivos forrajeros relacionados. En este sentido, la expansión de los pastos, junto con el aumento asociado de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la agricultura, supondrá un reto importante para el desarrollo agrícola nacional sostenible.

La creciente dependencia del país de las importaciones agrícolas también tiene implicaciones para el medio ambiente mundial. El estudio ha revelado que, para 2050, se "importará" a China el doble de tierra agrícola en forma de productos agrícolas procedentes del extranjero que la que se pondría en producción en el país. En el caso de determinados países, una media del 30% de los problemas medioambientales estará relacionada con las exportaciones a China. Por ejemplo, se prevé que el 48% de las tierras agrícolas y el 33% de las emisiones de gases de efecto invernadero del sector agrícola de Nueva Zelanda, el 16% del uso de nitrógeno de Canadá y el 11% del agua de riego de Estados Unidos se exportarán a China en 2050.

La distribución de los impactos ambientales entre China y el resto del mundo dependería sustancialmente de la evolución de la apertura comercial. Por ejemplo, en un escenario de comercio globalizado desarrollado en el estudio, un mayor número de importaciones de productos lácteos de la UE y de carne de vacuno de EE.UU. daría lugar a menos emisiones de GEI en relación con un escenario sin cambios. Por otro lado, este escenario también conduciría a un aumento de las importaciones de carne de vacuno de países latinoamericanos, donde la huella de la tierra de la industria ganadera es elevada.

Los investigadores concluyen que, para satisfacer la demanda de alimentos de China, la prioridad debería ser proporcionar más alimentos de producción nacional de forma sostenible, especialmente en lo que respecta a los productos ganaderos. La productividad de los rumiantes tiene un amplio margen de mejora. Además, los sistemas de producción acoplados de ganado y cultivos beneficiarían tanto el uso de los recursos como la sostenibilidad del medio ambiente gracias, entre otras cosas, a la reducción de los aportes de nitrógeno y de los contaminantes. Los investigadores afirman que la modificación de las preferencias de los consumidores también podría ayudar, aunque todavía hay muchos retos en cuanto a la concienciación de la gente y la promoción de estos temas por parte del gobierno.

"La creciente demanda de productos agrícolas en China es uno de los mayores retos en el camino para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, no sólo a nivel nacional, sino también en los socios comerciales de China. Para reducir los impactos globales, es necesario seguir aplicando políticas que promuevan tanto el consumo como la producción sostenibles en China, y promoverlas a nivel mundial, también a través de acuerdos comerciales apropiados", señala el coautor y líder del grupo de investigación Integrated Biosphere Futures del IIASA, Petr Havlik.

En un mundo globalizado, el comercio internacional desempeña un papel importante a la hora de facilitar las interacciones socioambientales entre países. Los investigadores esperan que su trabajo pueda contribuir a promover la sostenibilidad global y, por tanto, a aliviar la presión sobre nuestro frágil planeta.

Nota: Este artículo ha sido traducido utilizando un sistema informático sin intervención humana. LUMITOS ofrece estas traducciones automáticas para presentar una gama más amplia de noticias de actualidad. Como este artículo ha sido traducido con traducción automática, es posible que contenga errores de vocabulario, sintaxis o gramática. El artículo original en Inglés se puede encontrar aquí.

International Institute for Applied Systems Analysis (IIASA)

Recommiende artículo PDF / Imprimir artículo

Compartir

Hechos, antecedentes, expedientes
  • sostenibilidad
  • plomo
  • plomo
  • nitrógeno
  • producción
  • producción
  • producción
  • producción
  • agua
  • agua