18.05.2022 - Potsdam-Institut für Klimafolgenforschung (PIK)

Sostenibilidad en el sistema alimentario: no sólo menos, sino diferente y mejor

Los defensores de una economía sin crecimiento llevan mucho tiempo argumentando que el crecimiento económico como tal es perjudicial para el medio ambiente. Ahora los investigadores han demostrado que frenar el crecimiento por sí solo no haría sostenible nuestro sistema alimentario, pero sí lo haría cambiar nuestra dieta y poner precio a las emisiones en la agricultura. Por primera vez, un grupo dirigido por el Instituto de Potsdam ha utilizado una simulación informática para investigar qué impacto podrían tener los llamados enfoques de "decrecimiento" y las mejoras de eficiencia en las emisiones de gases de efecto invernadero del sector alimentario.

Su conclusión: una combinación de cambios en la dieta, la fijación de precios de las emisiones y las transferencias internacionales de ingresos puede hacer que la producción y el consumo de alimentos sean neutros en cuanto a las emisiones para finales de este siglo, al tiempo que proporciona dietas más saludables para una población mundial cada vez mayor.

"Si reducimos, en lugar de aumentar, nuestro sistema de producción y consumo de alimentos, el resultado neto no sería muy beneficioso para el clima. En cambio, tenemos que cambiar fundamentalmente este sistema nosotros mismos", afirma Benjamin Bodirsky, investigador en Potsdam y en el Centro Mundial de Vegetales de Taiwán, uno de los autores del estudio. "Por un lado, esto significa que las personas consumen sólo lo que necesitan para satisfacer sus necesidades nutricionales; que tiran menos comida y llevan una dieta más equilibrada, con muchas más verduras y menos productos animales. Por otro lado, este cambio cualitativo supone una mayor eficiencia, produciendo alimentos de forma más respetuosa con el medio ambiente, por ejemplo, mediante una fertilización más específica y cultivos de mayor rendimiento. Además, poner un precio al carbono podría animar a los agricultores a producir con menos emisiones, sencillamente porque unas menores emisiones significan menores costes. En conjunto, esto podría reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero".

Del campo al plato, la forma en que cultivamos nuestra tierra y producimos los alimentos representa hasta un tercio de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero a lo largo de toda la cadena de suministro. "Así que analizamos cómo sería este sistema en un mundo hipotético sin crecimiento económico: Basándonos en varios enfoques de "decrecimiento" debatidos en la comunidad científica, creamos una serie de escenarios, que luego introdujimos en una simulación informática de sistemas alimentarios y terrestres para poder examinar sus impactos", explica David Chen, investigador del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático y autor del estudio. "Nos apartamos de los acalorados debates normativos sobre el poscrecimiento o el "decrecimiento". Nuestro resultado demuestra que el sistema alimentario actual no es nunca realmente sostenible, sea cual sea la tasa de crecimiento."

Las simulaciones muestran que el simple hecho de frenar el crecimiento en los países ricos no aportaría beneficios significativos a la sostenibilidad del sistema alimentario. Y las transferencias de ingresos de los países ricos a los más pobres podrían aumentar las emisiones de gases de efecto invernadero. La razón es que el consumo de alimentos contaminantes aumenta de forma más significativa cuando los países pasan de una renta baja a una renta media.

Los alimentos sostenibles son mejores para la salud y el medioambiente

Sin embargo, cuando los investigadores introdujeron en la simulación informática los cambios en el consumo más las ganancias de eficiencia derivadas de la fijación de precios de las emisiones, el resultado fue una dieta más sana para todos y menos emisiones de gases de efecto invernadero, y por tanto menos insumos de producción en la agricultura. "Para el sistema alimentario, podemos decir: en cierto modo, un poco de "decrecimiento" sería el resultado de la transformación sostenible, no el punto de partida", dice Hermann Lotze-Campen, coautor del Instituto de Potsdam. "Así que básicamente no se trata simplemente de un menor crecimiento, sino de un tipo diferente de crecimiento".

Según los investigadores, una transformación sostenible del sistema alimentario que tenga en cuenta todos los costes medioambientales supondría un ligero aumento de los precios de los alimentos, que afectarían especialmente a los pobres. Por lo tanto, es crucial que cualquier transformación esté flanqueada por una combinación bien diseñada de sistemas fiscales inteligentes, compensación social para la fijación de precios de las emisiones y también pagos de compensación internacionales. Esto se debe a que requiere inversiones para que la agricultura sea más respetuosa con el clima, por ejemplo, mediante una mejor gestión de la fertilización nitrogenada en las zonas cultivadas. Sin embargo, es probable que estos costes se vean compensados por el valor y los beneficios de los ecosistemas intactos.

Nota: Este artículo ha sido traducido utilizando un sistema informático sin intervención humana. LUMITOS ofrece estas traducciones automáticas para presentar una gama más amplia de noticias de actualidad. Como este artículo ha sido traducido con traducción automática, es posible que contenga errores de vocabulario, sintaxis o gramática. El artículo original en Alemán se puede encontrar aquí.

Potsdam-Institut für Klimafolgenforschung (PIK)

Recommiende artículo PDF / Imprimir artículo

Compartir

Hechos, antecedentes, expedientes
  • emisiones de gases…
  • alimentos
  • agricultura
  • sostenibilidad
Más sobre PIK
  • Noticias

    El suministro de proteínas del futuro - Sano y respetuoso con el clima

    Las legumbres de los campos locales, los peces de la acuicultura sostenible y los insectos de las instalaciones de cría profesionales ofrecen un gran potencial para satisfacer las necesidades de proteínas del futuro de una manera que sea a la vez saludable y respetuosa con el clima. No obst ... más

    Innovación del sistema alimentario - y cómo llegar a él

    La producción de alimentos siempre ha dado forma a la vida de los humanos y a la superficie de la Tierra. Ya sea en el arado o en el refrigerador, una y otra vez las innovaciones han transformado las formas en que cultivamos, procesamos y consumimos los alimentos durante los últimos milenio ... más

    Alimentar al mundo sin destruir el planeta es posible

    Casi la mitad de la producción actual de alimentos es perjudicial para nuestro planeta, causando pérdida de biodiversidad, degradación de los ecosistemas y estrés hídrico. Pero a medida que la población mundial sigue creciendo, ¿puede eso durar? Un estudio dirigido por investigadores del In ... más