Mapa de sentimientos de felicidad

Los investigadores han descubierto ahora cómo nuestro cerebro nos guía hacia esos "lugares de recompensa".

30.04.2024
computer generated picture

Imagen del símbolo

Ahora en primavera, a algunos nos apetecen especialmente los helados. Imagínate: Quieres dar un paseo hasta tu heladería favorita por primera vez después del invierno. Probablemente recuerde cómo llegar. ¿Cómo nos guía nuestro cerebro hasta lugares tan gratificantes? En un estudio publicado recientemente en la revista Nature Communications, investigadores del Instituto Leibniz de Neurobiología (LIN) de Magdeburgo utilizaron métodos de última generación para responder a esta pregunta. Descubrieron que nuestro cerebro utiliza un código especial para guiarnos hacia lugares que prometen recompensas.

Diálogo entre regiones cerebrales

En el estudio publicado recientemente, los investigadores se centraron en la conexión entre el hipocampo y el núcleo accumbens, una zona del cerebro responsable de la motivación y la recompensa. La hipótesis es que la comunicación entre ambas zonas nos ayuda a encontrar los lugares en los que fuimos recompensados anteriormente. Aunque se sabía que estas regiones trabajan juntas, antes era imposible observar directamente la actividad de numerosas neuronas y sus interlocutores en la comunicación. "Lo que hemos descubierto es nada menos que el 'lenguaje' que utilizan nuestras áreas cerebrales para guiarnos a los lugares que nos gustan", explica Oliver Barnstedt, primer autor del estudio.

Oliver Barnstedt, Petra Mocellin y Stefan Remy investigan en el LIN el hipocampo, una zona del cerebro crucial para recordar los acontecimientos de la vida y la orientación espacial y que, por tanto, desempeña un papel clave en nuestra memoria. Los daños en el hipocampo provocan, entre otras cosas, la pérdida de la capacidad de formar nuevos recuerdos. Por ello, Stefan Remy, jefe del grupo de investigación Neurociencia Celular, afirma: "La capacidad de descifrar códigos neuronales de alta dimensión podría conducir a terapias más precisas dirigidas directamente a restaurar las funciones de la memoria."

Metodología innovadora

El equipo científico dirigido por Oliver Barnstedt utilizó una serie de novedosos métodos ópticos y analíticos para comprender cómo se comunican entre sí las dos regiones cerebrales. Utilizando proteínas fluorescentes especiales y microscopía de dos fotones, los científicos pudieron rastrear la actividad neuronal y las conexiones con el centro de recompensa del cerebro. Observaron cómo y cuándo se activaban más de 5.000 neuronas, un método pionero para entender cómo los ratones entrenan, identifican y responden a los lugares de recompensa en una cinta que recuerda a un entorno natural.

Códigos cerebrales multidimensionales

La investigación del equipo sugiere que casi la mitad de las neuronas que van del hipocampo al núcleo accumbens codifican simultáneamente información sobre el lugar y el movimiento, lo que supone un hito en la comprensión de cómo se integra en el cerebro la información espacial y la relacionada con la recompensa. Esta red multidimensional permite al cerebro anticipar con gran precisión los lugares que nos producen placer. Es como si nuestras neuronas cartografiaran por adelantado la "felicidad" de una experiencia gratificante como visitar nuestra heladería favorita.

Importancia para la medicina y la terapia

"Este estudio marca un punto de inflexión en nuestra comprensión de la memoria espacial y la recompensa, y abre nuevas vías para el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer y la adicción", afirma Oliver Barnstedt. La comprensión de la codificación neuronal de alta dimensión ofrece nuevos enfoques para el tratamiento de la desorientación espacial en pacientes con Alzheimer y para las estrategias terapéuticas de las conductas adictivas. Una comprensión más profunda de los procesos neuronales que ahora se han visualizado podría ser la clave de terapias más eficaces.

Nota: Este artículo ha sido traducido utilizando un sistema informático sin intervención humana. LUMITOS ofrece estas traducciones automáticas para presentar una gama más amplia de noticias de actualidad. Como este artículo ha sido traducido con traducción automática, es posible que contenga errores de vocabulario, sintaxis o gramática. El artículo original en Alemán se puede encontrar aquí.

Más noticias del departamento ciencias

Noticias más leídas

Más noticias de nuestros otros portales

Vis-à-Vis con UV/VIS